NUESTRA PROPUESTA

Arraigo pretende cubrir una serie de necesidades del consumidor que a nuestro entender no están satisfechos, nos referimos a que una de las tareas que ha hecho Arraigo en su trayectoria de mas de 20 años ha sido la de investigar el mercado en cuanto a la oferta y preguntar directamente al consumidor final.
Las conclusiones a las que hemos llegado han sido que el usuario en España, empieza a cansarse de muebles completamente rectos y únicamente funcionales. Hoy en día (y cada vez más), el consumidor pretende convertir su casa en un hábitat personal en el que se encuentre a gusto. Esto requiere un esfuerzo por parte del cliente que se molesta en buscar elementos decorativos estéticos para crear ambientes con ideas de conjunto.

Gran parte de esos consumidores tienen gustos por:

- La madera maciza.
- La calidez del entorno y de los muebles.
- La originalidad de los elementos decorativos.
- Los diseños nuevos que den personalidad a los ambientes.
- El trabajo hecho a mano.
- La seriedad en el servicio.
- Los precios razonables.
- Utilización de materiales ecológicos.
- Mueble para toda la vida.
- Buen equilibrio entre estética, funcionalidad y ergonomía.

La oferta del mercado actual, no ofrece estos requisitos ya que la línea actual de fabricación se mueve en parámetros como:

  1. -Aglomerados rechapados, melaminas, aluminios y metacrilatos.
    - Muebles rectos, fríos, con esquinas y aristas.
    - Mueble cada vez más simple y todos iguales, dado que unos fabricantes se copian de otros.
    - Diseños hechos no para las personas y la estética de los ambientes, sino para el mayor rendimiento de las máquinas que los construyen.

 

Arraigo desde un principio ha intentado tener en cuenta esas necesidades, e ir a contracorriente en su política de fabricación, creando una empresa cuyo objetivos principales son la creación de un mueble:


- De madera maciza. Utilizando gran variedad de maderas nacionales, provenientes de talas controladas y no utilizando nunca maderas en peligro de extinción. También complementamos con otros materiales de nobleza igual o superior a la de la madera.


- Dar prioridad a la calidez de los ambientes, utilizando la línea curva como el eje de sus diseños.


- No escatimar en diseño ni fantasía, ofreciendo una oferta interminable de diseños de muebles en todos los estilos y acabados, así también en proyectos integrales de decoración de negocios. En Arraigo tenemos el lema, de que podemos hacer todo lo que sea susceptible de fabricar en madera.


- A la hora de diseñar, Arraigo tiene en cuenta los ambientes, y personaliza completamente los diseños. No nos importa lo complicado que sea el mueble, ni si la máquina puede o no hacerlo, puesto que nos adaptamos a las necesidades del espacio y el ambiente del cliente.


- En Arraigo se mantienen técnicas artesanales, nuestros ebanistas tienen un completo dominio de las habilidades artesanales antiguas y modernas, garantizando siempre un mueble de altísima calidad y robustez en su confección y acabado.


- Arraigo es una empresa que trabaja sobre pedido, hace cada mueble por separado, dedicando la mayor atención. Esta forma de trabajar, requiere hacer previsiones estrictas para nunca tener problemas con la entregas.

 

Arraigo pretende cubrir una serie de necesidades del consumidor que a nuestro entender no están satisfechas, nos referimos a que una de las tareas que ha hecho Arraigo en su trayectoria de 15 años ha sido la de investigar el mercado en cuanto a la oferta y preguntar directamente al consumidor final.
Las conclusiones a las que hemos llegado han sido que el usuario en España, empieza a cansarse de muebles completamente rectos y únicamente funcionales. Hoy en día (y cada vez más), el consumidor pretende convertir su casa en un hábitat personal en el que se encuentre a gusto. Esto requiere un esfuerzo por parte del cliente que se molesta en buscar elementos decorativos estéticos para crear ambientes con ideas de conjunto.

  1. - Eliminación de toda la mano de obra posible, para que las máquinas hagan todo el trabajo (despersonalización).
    - Recoger el mayor número de pedidos, sin tener en cuenta los posibles problemas con entregas o dar el mueble para que se lo monte el cliente.
    - Relacionar sistemáticamente el concepto de calidad, con precios inaccesibles para el consumidor medio.
    - Utilización de materiales no ecológicos que perjudican al medio ambiente, en la fabricación del mueble y a la hora de reciclarlo.
    - Fabricación de muebles con una vida útil muy corta, para que el consumidor tenga que reemplazarlos en un espacio de tiempo muy corto y así tener que comprar otros.
    - Fabricación de muebles llenos de cajones, repisas y baldas, que dejan la función estética y decorativa en un cuarto plano, creándose así ambientes monótonos, aburridos y sin personalidad.

En líneas generales, todos los fabricantes siguen estás pautas dejando así a los consumidores con gusto por la decoración, en una situación muy difícil a la hora de crear su hogar.

- La filosofía de Arraigo no pretende ser una empresa elitista, que surta de muebles a clientes de clase social alta, muy al contrario, uno de los propósitos de Arraigo, es que el consumidor de clase media, pueda optar a diseños muy originales a precios razonables.


- Siempre hemos tenido muy presente la conservación del medio ambiente, por ello utilizamos madera maciza en la fabricación de nuestros muebles, esto conlleva que la vida útil del mueble de Arraigo, sea cinco veces superior a la vida de un mueble hecho con otros materiales como aglomerado. Arraigo tiene un control exhaustivo de sus proveedores de madera, exigiendo a estos la garantía de que la madera procede de talas controladas, siempre de maderas que no estén en peligro.


- Nuestra diferenciación en cuanto al diseño y la elección de los materiales, hace que el mueble Arraigo no sea susceptible de pasar de moda, ya que tampoco nos regimos por esta para diseñar. Este concepto, unido a la nobleza del material y a la solidez de las estructuras, hace de las piezas de Arraigo, unos muebles para varias generaciones, que no se tirarán sino que se heredarán porque siempre habrá alguien a quien cautiven.


- La complejidad de los diseños es inmensa, ya que pretendemos fundir utilidad, ergonomía y estética, en un mueble que se adapte perfectamente al ambiente en el que está y a las personas de lo poseen.

chas, nos referimos a que una de las tareas que ha hecho Arraigo en su trayectoria de 15 años ha sido la de investigar el mercado en cuanto a la oferta y preguntar directamente al consumidor final.
Las conclusiones a las que hemos llegado han sido que el usuario en España, empieza a cansarse de muebles completamente rectos y únicamente funcionales. Hoy en día (y cada vez más), el consumidor pretende convertir su casa en un hábitat personal en el que se encuentre a gusto. Esto requiere un esfuerzo por parte del cliente que se molesta en buscar elementos decorativos estéticos para crear ambientes con ideas de conjunto.

creado por arraigo artesanos.

  • White Google+ Icon
  • Facebook Clean